Exposición "Entre Fortines y Trincheras", de la CAM

Expo Red Itiner

Plan de fortificaciones de la Guerra Civil, del 28 de Noviembre al 16 de Diciembre. 

Sala de exposiciones. 
Centro Cultural Tamara Rojo.
De lunes a viernes, de 17.00 a 21.00 horas.
Comunidad de Madrid. 
Organiza Concejalía de Cultura. 

expoentrefortines3La Dirección General de Patrimonio Cultural, en colaboración con el Ayuntamiento de Villanueva del Pardillo inaugura el próximo 28 de Noviembre la exposición "Entre fortines y trincheras. Plan de Fortificaciones de la Guerra Civil de la Comunidad de Madrid", en la que, a través de una treintena de hitos, se recorren las numerosas huellas materiales que la Guerra Civil dejó en la región. 

La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid ha considerado necesario desarrollar un Plan de Fortificaciones de la Guerra Civil de la Comunidad de Madrid que permita documentar, proteger y conservar estos restos.

Madrid sufrió el sitio más largo de la Guerra Civil española tras el asalto frontal de noviembre de 1936. Los tres años de guerra dejaron incontables huellas materiales, que solo recientemente han recibido una aproximación científica. La Comunidad de Madrid posee, en consecuencia, uno de los mejores conjuntos de fortificaciones de la Guerra Civil de toda la Península. Destacan tanto por su abundancia como por su variedad tipológica y, en general, por su buen estado de conservación.

expoentrefortines2La Dirección General de Patrimonio Cultural emprendió en 2013 la tarea de inventariar, documentar y preservar estas estructuras militares. En los últimos años se han inventariado más de dos mil elementos relacionados con la Guerra Civil: fortines y trincheras, pero tambiéna eródromos, refugios, edificaciones, o incluso túneles y vías de ferrocarril. 

La exposición ofrece una completa visión del desarrollo de la contienda española en Madrid y recorre, con una perspectiva patrimonial, una treintena de hitos del conflicto localizados a lo largo de la región madrileña, que revelan el pasado traumático que puede leerse en nuestro entorno cotidiano.

La muestra está integrada por cuatro grandes bloques temáticos que guían al visitante a través de este patrimonio: La defensa de Madrid, Las grandes batallas, La fortificación de un paisaje y La guerra en retaguardia. 

  • La defensa de Madrid. Las fuerzas del general Franco llegaron a las puertas de la capital, procedentes de Toledo, para asaltar las defensas de la ciudad des desde el oeste. Las tropas fueron detenidas en la Casa de Campo y el entorno del Manzanares, gracias a la movilización popular y la resistencia de las tropas gubernamentales, aun así Franco tomó parcialmente la Ciudad Universitaria. El  frente quedó estabilizado en la capital y no varió a grandes rasgos hasta marzo de 1939, tras más de dos años de guerra de posiciones. La capitulación de Madrid ante el bando nacional se produjo el 28 de marzo junto a las ruinas del Hospital Clínico. La guerra terminó pocos días más tarde.
  • Las grandes batallas. Durante el primer invierno de la Guerra Civil, el general Franco intentó cortar las comunicaciones de Madrid con la Sierra, dividiendo así las fuerzas republicanas que defendían lacapital. Esta estrategia no tuvo éxito y las fuerzas franquistas se trasladaron al sur de la provincia. Aquí, junto al río Jarama, se libró la que muchos consideran como la primera batalla moderna en campo abierto de la Guerra Civil. En los campos de Brunete, en julio de 1937, la República lanzó su primera gran ofensiva. La maniobra fue inicialmente exitosa pero degeneró en una batalla de desgaste que se saldó con miles de bajas a cambio de un puñado de kilómetros cuadrados sin valor estratégico.
  • La fortificación de un paisaje. El frente de Madrid quedó estabilizado a principios de 1937. Las posiciones de ambos bandos se sucedían desde Somosierra, al norte, hasta Algodró, al sur, formando una línea de trescientos kilómetros que progresivamentese fue fortificando, primero con trincheras y alambradas y más tarde con fortificaciones de hormigón. Puntos como la Cuesta de la Reina, la cabeza de puente del Jarama o los puertos de la Sierra fueron escenario de numerosos ataques y contraataques locales durante todo elconflicto, a lo que se sumó la continua guerra de minas que sufrieron sectores como el de la Carretera de Extremadura o el de la Ciudad Universitaria.
  • La guerra en retaguardia. La aviación y la artillería de largo alcance hicieron que la retaguardia fuese en ocasiones tan peligrosa como la primera línea. La capital hubo de soportar numerosos bombardeos que anticipaban la destrucción de muchas capitales europeas durante la Segunda Guerra Mundial y los madrileños vivieron el conflicto, convirtiéndose las alarmas anti áreas y los refugios en algo cotidiano. Cientos de edificios históricos resultaron dañados u otros destruidos.

La muestra permanecerá abierta hasta el 16 de diciembre.

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.